Carreras a la Chilena

miércoles, septiembre 21, 2005

Consisten en poner a dos caballos en una pista o cancha plana de 100 a 300 metros, midiendo velocidad y poniendo a prueba los nervios de un animal que es nervioso por naturaleza.

Esta práctica consiste en apuestas que los dueños hacen, con otras personas formando una "polla" o apuesta central. No se permite ninguna clase de ventaja. El "veedor" o juez de la carrera tendrá que ser imparcial y supervisar que los jinetes y caballos estén perfectamente en la partida para dar el grito con el que los jinetes comienzan a "chicotear" al animal.

CABALLO
El animal tiene que ser dócil y de antepasados reconocidos en las carreras. Sólo un porcentaje bajo de caballos sirve para correr, ya que a diferencia que otras clases de carreras acá se mide velocidad, por lo que se necesita un corcel bajo de estatura y delineado en su musculatura. Usualmente los caballos son mestizos finos, inglés con árabe o árabe con chileno, musculatura reforzada y que provengan, en los posible, de caballos de carreras. Requiere de entrenamiento permanente, para mantenerse en condiciones. Tiene que ser "relojeado" frecuentemente, es decir, cronometrarlo viendo sus progresos. La alimentación es avena, zanahoria y agua, desparasitándolos externa e internamente.


JINETE
En cuanto al jinete, lo primero que se le exige es que sea bajo y tenga la experiencia para dirigir un animal a alta velocidad, con gente a los lados. Mientras menos kilos mejor, 50 a 60 kilos como máximo. Contextura delgada, inteligente, honrado, además de dominar al caballo. El jinete ganador obtiene el 20 por ciento de la polla, como premio.

EN LA CANCHA
Cuando el veedor "grita" el comienzo, las personas entran en un frenesí de gritos e histeria que está gatillada por varios motivos. Hizo una apuesta, que puede ser en la "polla" o directamente con otro que quiera apostar igual cantidad. En ese caso hay un tercero, que recibe el dinero, y se lo entrega al ganador. Otro motivo de expectación puede ser el aportar en la "polla" o simplemente ver a los caballos en la cancha. Dependiendo de la cantidad de metros, una carrera puede durar entre 10 y 20 segundos.

Así este reflejo de la chilenidad se ha mantenido por siglos. En la región se calcula que hay un centenar de canchas y miles de personas que siguen manteniendo las tradiciones nacionales.
El ambiente que rodea esta verdadera fiesta es espectacular. Cada paseo de los caballos y sus jinetes es bellísimo, las voces expertas se confunden entre apuestas y risas. Nadie corre peligro, la carrera será limpia y el vencedor se llevará el aplauso y agradecimiento de los asistentes. Los Caballos son los reyes y lo saben. Observo sus movimientos, el sudor, los olores, las miradas, el viento a su favor y mi propia naturaleza conectada al máximo.

4 Comentario(s):
A las 7:59 p. m., Blogger Jebeh dijo...

El caballo es el capado y el potro el entero?

 
A las 8:48 p. m., Blogger Mente dijo...

al caballo le cortaron "la carrera", tan lindas las fotos las tomaste tu?

 
A las 6:58 a. m., Blogger Pamela Albarracín dijo...

Hola, gracias por la visita.
Si, las fotos son mias, que bueno que te gustaron.
Con respecto a lo que pregunta Jebeh, no sé. :)

 
A las 5:05 a. m., Anonymous Anónimo dijo...

Linda fiesta la de las carreras a la chilena , creo haber visto mas de una y se me han quedado grabadas a fuego, no se porque. Lindas fotos. Saludos

 

Publicar un comentario

<< Home

Free Web Counter Junio 2008